Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 15 de marzo de 2015

Motivo de divorcio (IV)

 

En el capítulos anteriores:

Jotapé comienza a preocuparse por su apariencia. Su mujer empieza a poner la mosca tras la oreja. Que si ropa para ir  bien arreglado, que si potingues para estar más “bello” y para colmo, tiene una historia comprometida con una chica mona y bien arreglada que le quiere vender cosmética para hombre. La cosa, no pinta bien…

Consigue uno de esos aparatos que mejoran el tono muscular, pero con tan mala suerte que la lía parda y, eso, aumenta aun más las probabilidades de comprarse un sofá nuevo…

Pero aun siguen sus desgracias, y la lía parda en casa intentando depilarse, o tonificar sus músculos o arreglarse los puntos negros de la nariz. La cosa está fatal…

A continuación…

- Lo que me faltaba, que tengas una aventura con la vecina. ¡¡Y encima con ésta!! – Empezó a gritar mi mujer.

- ¿Yo, una aventura con su marido? ¿Con el friki éste? ¿Y que quieres decir con “ésta”? – se levantó mi vecina.

-¿Se puede saber qué está pasando aquí? – mira, el que faltaba, el marido de la vecina. Buen momento para volverse a marear…

- Tu mujer que tiene una aventura con mi marido – jotape vecinaSoltó mi mujer. Así, como el que no quiere la cosa.

- ¿Que yo tengo una aventura con este friki?- gritó mi vecina.

- Eh, sin faltar, eh?- Me quejo yo.

En ese momento, todos me miraron de arriba a abajo, en silencio. No tenía poder de imponer a nadie con esas pintas.

Me calmo durante un minuto y lo explico todo. Desde el principio hasta el final. Parece que todo quedó en un malentendido. Mis vecinos tendrán una historia que contar a sus hijos, sus nietos, a los amigos, a los vecinos de los nietos, y a todo el mundo mundial.

Una vez solos, en casa, empezamos a enmendar todas y cada una de las situaciones que había creado.

Lo más fácil fue quitarme el sujetador. Lo más difícil fue quitarme toda la cera que tenía esparcida por gran parte de mi cuerpo, sobretodo por las partes “bajas”  y algunas “nobles”. Siempre había oído la expresión “tirarse de los pelos” y ahora entendía no el significado en sí, si no lo que se siente cuando te “tiran de los pelos”.

Ante toda esta situación, se nos olvidó una, también, importante: la banda de la nariz. Debía de estar no más de 10 minutos y entre una aventura y otra, calculo que estuvo más de 1 hora. Por más que lo mojábamos y mojábamos, aquello se había aferrado a mí de una manera platónica, un amor imposible. Después de varios intentos, tirones muy bestias, acabó cediendo la jodía banda de la nariz. Con ella se fueron los puntos negros, las raíces, parte de mi primera capa de piel, la segunda e intuyo que también estaba adherida la tercera. Mi nariz no tenía ni puntos negros, ni agujeros, ni capa de ozono ni piel. Eso sí, tenía un color rojo intenso que no sé si era la sangre que se había subido toda a mi nariz en compasión por el dolor que estaba sintiendo o qué sé yo.

Al final, lo tiré todo por la borda. Me puse la ropa con la que podía estar lo más cómodo posible y me arreglé lo mejor que pude. Una vez vestido y bien arreglado, los cortes de la cara por el afeitado, la nariz roja como un tomate y creo que las grandes ojeras a base de disgustos llevados durante estos días, no había manera que se fueran a pasear y me dejaran disfrutar de ese maravilloso día que me esperaba. “El evento”.

Me despedí de mi familia. Me bajé al parking, jotape carcogí mi coche y me dispuse a dirigirme al mayor evento que jamás haya presenciado. Pero no por el evento en sí, si no por todo lo que viví previas al evento. Vaya disgusto me había llevado en tan poco tiempo. Por supuesto, mi mujer acabó comprendiendo el porqué de tanta revuelta y, aunque no quiso, finalmente acompañarme, acabó siendo comprensible de porqué tenía tanto sentido o tanta importancia este evento.

 

En el siguiente capítulo, el último, será el gran evento. ¿Me acompañáis? Sin duda, será un final de lo más curioso.

Saludos,

jotape_sign

11 comentarios:

  1. Jajajajajaja. Jotapé, lo tuyo es de traca! Pobre nariz y pobres pelos. Bueno, y pobre tú... XD
    Como siempre, un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajaja. Jotapé, lo tuyo es de traca! Pobre nariz y pobres pelos. Bueno, y pobre tú... XD
    Como siempre, un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, Eva, pero no estoy sordo, no me lo repitas dos veces!! jajajajaja
      Menos mal que no tengo que poner fotos si no... bufff, jajaj
      Saludos y gracias por tus comments.

      Eliminar
  3. Joder, un poco más y te habrías quedado con la nariz de Karl Malden, jajajaja. Y encima tu vecina tildándote de friki. Si es que... : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las mujeres son de un exagerado... jajaja
      Pero mira el lado positivo... tengo una historia que contar!!! jajaja
      Saludos y gracias por comentar!!

      Eliminar
  4. que doloooooooooor lo de la cera en las partes bajas, Jotapé y encima van y te llaman friki. Amigo, ahora entenderás lo de para estar guapo hay que sufrir jajaja
    Super divertido leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Erika, lo que hay que sufrir para estar lo más decente posible!! uffff... con lo fácil que se hace con el photoshop!! jajaa
      Saludos y gracias por tus comments.

      Eliminar
  5. Leer y reír. ¡Lo has conseguiido! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mara, aunque que te rías de mis desgracias no sé si tomármelo como un cumplido... jaajajaja.
      Gracias por pasarte y comentar. Un saludo!

      Eliminar
  6. ...
    ¿Pero puedes respirar bien ya o trendrán que ponerte una nariz nueva? Jajajaja....Eliminaste puntos negros, blancos, celulas muertas, celulas vivas..jajá que bueno!! :P aissn, que cosas más raras haces neng...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me remito a muchos comments anteriores sobre el concepto de "raro" por tu parte!! jajjaja
      ya tu sabes que dios los cría y ellos se juntan... o sea que no te quejes que somos de la misma especie y, encima, en extinción!!
      Saludos y gracias por pasarte!

      Eliminar