Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

martes, 23 de diciembre de 2014

¡FIESTA!

 

Este viernes pasado hubo nuestra cena de empresa. Hacía dos años que no se hacía, pues no estaba yo por la labor y no soy el organizador pero si el “apoyador” y preguntaréis, ¿qué es eso de “apoyador”? Veréis que es muy fácil de entender.

Cuando me entran las ganas de fiesta, se lo digo a una compañera, la cual ha sido activada por mí, se anima y nos ponemos manos a la obra. ReFiestaalmente, lo hacemos los dos, pero gran parte del mérito se lo lleva ella por que le pone mucho más empeño que yo. Por lo tanto, digamos que ella si no tiene a alguien que la apoye en todos los trámites, pues no se pone. Pero lo tiene que ayudar. No sirve que le digan hazlo y luego si te he visto no me acuerdo, no. Tienes que decir y ayudar. Ahí entro yo en acción. Los dos años pasados, no estaba por la labor. Este año, se presentaba “tranquilo” y me animé a mí mismo para engrescarla a montar la cena. Y así dio resultado a lo que pasó este viernes.

 

Por el facebook ya he colocado fotos y videos pero, realmente, fue un éxito total. Fue buffet libre y aunque algunas personas pensaran que eso de ir tantos a un buffet sería complicado, resultó ser una gran idea dónde nadie tuvo que esperar nada para coger la comida. Luego estaba el baile, sencillo, en la misma zona dónde estábamos nosotros y en primera plana. Por lo tanto, al principio, pusieron las típicas canciones coregrafiadas a las cuales no nos pudimos reprimir nuestra vena patosa de baile y así arrancamos de buen rollo. Luego la música decayó un poco con demasiadas salsas, merengues y sevillanas. Pero bueno, al menos se salvó un 50% y casi todos estuvieron más que contentos con el resultado.

Éxito total y todo grabado y fotografiado para el recuerdo. Propuesta ya para el año que viene: pues hacerlo extensiva la invitación a todas aquellas personas que ya no están trabajando con nosotros y les apetezcan pasar un día con nosotros como en los viejos tiempos. Puede ser divertido. Pero está claro que hay que ir reinventando cada evento para que la emoción y la alegría no decaiga.

Al final me tocó bailar con las brasileñas delante de todos mis compañeros y los del restaurante. Pero bueno, sólo sudé un poco, por la vergüenza, y luego disfruté la gran parte de la fiesta sin problema.

Puntuación: un 8! Yes!!

Pues nada, feliz navidad y próspero año nuevo para todo el mundo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario