Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

miércoles, 24 de diciembre de 2014

SEMANA MÁGICA (sorpresas)

 

Pues sí, es la semana mágica, para qué engañarnos! O también llamada la semana de las sorpresas.

Pero os voy a definir dos vías, a mi manera de ver, para la palabra sorpresa:KinderSorpresa

  • Las que que me llevo (desagradables)
  • Las que preparo y doy yo (agradables)

Bueno, es un poco exagerado e irónico. Pero, por lo que me ha tocado vivir, me llevo más sorpresas desagradables que agradables. De hecho, siempre digo en tono decepcionante “sorpresa” cuando es algo que he recibido yo.

 

Por contra… me encantan preparar sorpresas. Lo adoro!! No hay nada tan gratificante como ingeniar, preparar, montar y esos nervios que siempre tienes encima para no decir nada, que no se te escape nada y, lo más complicado, poder moverte con soltura para poder llevar a cabo todas las gestiones necesarias para la sorpresa.

La ilusión de la navidad influye más en este tipo de sorpresas. Está el caga tió para los que vivimos en Catalunya. Al día siguiente viene Papa Noel y, finalmente, los Reyes Magos. Ala!! Derroche!!

Comienza el mes de diciembre con las ideas que tienes. Lo que se puede comprar y como se puede preparar todo. La ilusión de los niños cuando ven regalos cerca del árbol. La cara que ponen mientras abren los regalos. Pero no siempre son juguetes y juguetes. Pueden ser calcetines, ropa íntima, chuches o una caja de galletas. O una funda nórdica!! Son cosas que necesitan y que les tienes que comprar sí o sí. Pues que mejor idea que meterles “lo que necesitan” bajo el árbol envueltos en papel de regalo. Uno de los regalos que más le gusta a mi hijo es una caja de cartón pequeña rellena de chuches, chocolates y galletas aderezado con mucho confeti (por una parte es lo que jode porque luego hay que limpiar todo lo que suelta). En definitiva, algo sencillo, útil y de necesidad, sin grandes regalos carísimos.

En resumen, no es sólo comprar por comprar, si no (para los que tienen hijos me entenderán) aprovechar esas fechas para comprar todo aquello que necesitan y comprarías igualmente, sí o sí y aumentas más el espíritu jolgorioso que envuelven estos días y estas fechas.

Además, recuerdo a mi suegra siempre hablar de los regalos de los niños en voz alta y cuando le echábamos la bronca porqué se iban a enterar tan pequeños, contestaba: ah, si igualmente se enterarán un día u otro!! Coño!! pero cuando tengan 10 años, no cuando tienen 6!! No me gusta robarles esa ilusión, esa magia. Que crean ahora que pueden, luego, como ahora el grande, ya sabrá lo que es.

Creo que en alguna entrada que otra lo he dicho: “no hay nada como dar sorpresas”, y, la verdad, cada vez que tengo oportunidad, lo hago! Me llena de orgullo y satisfacción como decía el truhán del anterior rey español.

En fin, que para mí, cada día es una sorpresa, y en estas fechas no sería menos!

Saludos a todos, felices fiestas y espero que el 2015 sea mucho mejor que este 2014. Como tendré días de fiesta, seguramente iré metiendo entradas para comentar las jugadas de cada día.

1 comentario:

  1. ...
    Comparto ese sentimiento de preparar cosas, yo también lo he sentido así siempre, me encanta. Los últimos años son malos tiempos para la lirica :P pero si que es genial lo de preparar, ingeniar y demás....y la recompensa del momento de la SURPRISE!!

    Me acuerdo cuando tenía pues....12 años más o menos...por aquellos días (o igual incluso alguno más atrás, no me acuerdo del todo) que venían siempre mis dos sobrinas mayores a casa a pasar la tarde, a jugar...Y yo ingenié un juego de buscar un tesoro. Escribía y dibujaba instrucciones en un papel, lo liaba a un palo y cuando estábamos en el patio, yo disimuladamente lo lanzaba hacia arriba y zas!!! ¡Anda, mira que ha caido! jajaja...Y ale, a buscar el tesoro jajá...ere genial, ¡fantástico! Ese juego duró y duró muuuucho tiempo, hasta que me pillaron jajajajaja aissn..... También las montaba en un remolque que tenía mi padre y apa...patio parriba patio pabajo!!! para hacerlas disfrutar jeje...

    Ya de tan jovencito me gustaba de hacer cosas así….Y aunque me ha gustado siempre hacerlo en cualquier momento y situación, improvisando incluso….No se, como a veces que he comprado bombones, o en correos había carta de alguna amiga de mi madre y no se lo doy directamente, lo dejo para que lo encuentre en el sillón al sentarse, o dentro de la revista que lee le meto la carta…me refiero que no solamente preparaciones grandes, también cualquier cosilla, pequeño momento, sorpresita….¡me encanta!!

    Y lo de mis sobrinas, pues nombraría a todos y cada uno de mis sobris…y es que claro, como no he tenido hijos, pues siempre me ha gustado estar por ellos…Las cosas ya cambiaron hace tiempo, claro…pero que lo que quiero decir es que entiendo ese sentimiento que cuentas, y lo comparto…

    Que 2015 sea un año lleno de sorpresas de las buenas!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar