Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 1 de febrero de 2015

Resumen semanal

 

Buf, cómo cuesta encontrar tiempo para escribir, para leer otros blogs… Pensaba que tendría más tiempo, pero el trabajo se me está acumulando yjotape curro algo habrá que hacer. Cierto es que algún día que otro me he apalancado un ratejo en el sofá y una grúa he necesitado para levantarme de él. Pero se de está de un bien sin hacer nada!

Al final, siempre hago un resumen de cómo ha ido la semana. Pero vamos a anotar cosas para que no se nos olvide.

La entrada de los premios, ya la tengo en marcha en mi mente. Un montón de ideas se agolpan en mi mente y ya las voy ordenando. Lo malo es que está todo en mi mente y no estoy apuntando nada. Espero que no se vayan tan fácilmente como han venido.

 

Sigo sin “confeccionar” las entradas dedicadas a mi hijo (uno de los motivos de este blog es que en el futuro él pueda ver cómo se comportaba de joven y que tenga sus respuestas de cómo ha desembocado en el futuro, en su futuro). Lo digo porque, para variar, otro sermón le he tenido que soltar esta semana pero es como si hablases con la pared. Esa mirada perdida en el horizonte mientras le hablas y le hablas y te das cuenta que las paredes tienen mucha más personalidad que tu propio hijo. Lo mejor de todo es que estos niños se piensan que nos chupamos el dedo. Para muestra algo que sucedió este viernes. Me voy a buscar a su hermana al cole y le pregunto que si quiere venir. Me dice que no, que prefiere aprovechar para adelantar un resumen para el examen que tiene para mañana lunes. Vale- le digo. Cuando vuelvo (aproximadamente una media hora, 35 minutos más tarde) le veo que está con él móvil en la mano.

- ¿No decías que querías quedarte para adelantar el trabajo?

- Sí, pero ya he adelantado mucho y ahora estoy descansando (me encanta la palabra “descanso” cuando sale de su boca…)- me dice el jovenzuelo.jotape curioso

Me quedo mirando la pantalla del portátil y veo que está en negro.

- Si la pantalla está en negro, quiere decir que hace rato que has dejado de hacer algo en el portátil- le digo yo.

- Ala! Pues si hace un momento que lo he dejado!! Se habrá puesto en negro hace 5 minutos. Además, con mi usuario se pone más rápido en negro.- me dice.

- Pues como mucho, 10 o 15 minutos, no más. Cuando está con mi usuario se apaga en 30 minutos- le digo yo.

- Pues será con tu contraseña, a mí se me ha apagado la pantalla hace un momento! – me reprocha él.

Total, que se va a su clase de piscina. Me pica la curiosidad por si hay diferencia en los usuarios del portátil y voy a ver cuánto tiempo tarda en ponerse en negro la pantalla.

30 minutos!! Eso quiere decir que, echando cuentas… de tres a cinco minutos después de marcharme yo, ha dejado de hacer el resumen. Ya lo dice el refrán: “Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”. Menos mal que se había ido, que si no, me da un yuyu echándole otro sermón más.

Y así es con todo y mucho más. Se esconden de la realidad y no les importa mentir para salirse con la suya, sin darse cuenta que se piensan o creen más listos que el hambre y nosotros, los padres, somos más listos que el hambre y no nos los creemos y así les pillamos más veces. Aisn, niños!!!

Tenía que haber puesto esto en una entrada individual, ahora se me ha ido el presupuesto del año en esta entrada!

Pues nada.. haré una segunda entrada resumen para un día de esta semana!

Saludos

jotape_sign

8 comentarios:

  1. Los niños olvidan a menudo que sus padres también fueron niños alguna vez y que, como ellos, también soltaron mentirijillas a sus padres. "La vida sigue igual", como cantaba el Iglesias. Saludos Jotapé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, lo que me hace más gracia, es la de aires de listillo que gasta!! Como si nosotros hubiéramos nacido hoy!!! Y qué le hago? eh? Qué le hago?
      Gracias por comentar, Pedro. Un saludo para ti también!!

      Eliminar
  2. Tu lo has dicho Jotape, se creen que lo saben todo cuando son adolescentes. Y creo que nos ha pasado también a los padres en nuestra etapa juvenil. Asi que, solo cabe esperar que el tiempo y las experiencias, hagan que la típica prepotencia adolescente disminuya.
    Qué que le haces?... creo que lo mejor es hacerle pensar y reflexionar.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ansioso estoy de que cuando llegue la hora y tengan la edad suficiente para aceptar críticas hacia su persona, se enteren bien de lo que hacían cuando eran jóvenes, sobretodo el susodicho, que tiene tela, telita, tela... solo nos queda esperar. Saludos y gracias por comentar, Manuel!

      Eliminar
  3. yo prefiero tener la mente lo mas vacia que sea posible,
    me agobia tanta actividad y tantas responsabilidades.
    VACIA TU MENTE JP ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, no puedorrrr, no puedooorrrr. Mi mente no puede estarse quieta y tramar historias, aventuras y proyectos... creoq ue si no fuera así, me volvería loco!!! Llevo demasiados años "moviendo el culo" de manera casi hiperactiva. Por un lado me gusta, por otro me cansa... pero sí que es verdad que cada vez, me quedo más tiempo relajado o sin hacer nada. Un abrazini y gracias por comentar!!!

      Eliminar
  4. Que difícil es ser padres querido amigo, que difícil es educar y que difícil es ver que nosotros seguramente hemos hecho cosas parecidas a las suyas en nuestra época.

    Lo cierto es que nos toca ser autoritarios por que es nuestro momento de serlo, por eso yo bajo esta premisa intento contar hasta 10 antes de darles sermones, para que más que a enfado les suene a conversación, aunque es imposible hablar con ellos, por que se piensan que somos gilipollas o algo así y que nos lo creemos todo, a parte de que siempre son ellos los que tienen que llevar la razón.

    Por otro lado, machooooooo¡¡¡ una libreta y un boli siempre encima, que tu creatividad no se puede perder en aras de tu edad, que tu mente ya no es la de un mozo de 15 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar!
      Si te contara lo nuevo de hoy!! para flipar!! pero mejor lo escribo en una entrada y las numero, que cuando sea grande y con dos dedos de frente, sepa por lo que tuvimos que pasar su madre y yo y así puede que entienda en qué nos habremos coonvertido en un futuro inminente... aisnn, señor, cuánta pacienciaaaa.

      Eliminar