Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 3 de mayo de 2015

Burriac 2015

 

Buenas, de nuevo, otra excursión para guardar en el recuerdo. Parece más un blog de viajes, a este paso!!

Tampoco hemos ido muy lejos, es un castillo (digo castillo, por decir algo, o más bien, lo que queda de él) más bien son ruinas. Pero mucha gente de mi ciudad y colindantes hacen una excursión a este castillo o… medio castillo o… castillo en ruinas. Se llama Burriac y hasta tiene una tradición de brujas. Sí, las brujas de Burriac.

Pero vayamos a la cuestión. Fotos:

11210478_10153255938838480_8836743150463386286_n

El castillo de Burriac o Castillo de San Vicente de Burriac está construido en la colina de Burriac (porque si estuviera construido en la colina de Pedemonte, se diría Aguacate en vinagre.. en fin, a lo nuestro!!), ubicado a 400 mts aproximados sobre el nivel del mar entre las poblaciones de Mataró, Argentona y Cabrera de Mar.

11143107_10153256791968480_27876892216475895_n

No me acuerdo bien, pero creo que a la derecha de la foto es Cabrera de mar y a la izquierda, Mataró. Argentona queda justo detrás del que hace la foto, o sea, un servidor. Pero no hice la foto a Argentona.. por algo será.

El castillo se construyó sobre una torre de defensa anterior; la primera documentación que habla de su existencia data del año 1017, en un documento que Berenguer Ramón I recibe de la condesa Ermessenda, su madre (que vaya nombrecito…).

11167683_10153256791193480_2818004996337915682_n

Entre los siglos XII y XIII se construyeron la torre del homenaje, los almacenes y la capilla. Hacia el siglo XVIII, el castillo dejó de utilizarse definitivamente, pero hasta 1836 no cesó la actividad de su capilla.

Hasta aquí la parte más teórica de la visita.

 

 

Aunque haya dicho que el desnivel de dónde está el castillo sea de 400 metros, subir al castillo a través de las piedrecitas... tiene lo suyo.

11183361_10153256792008480_4993979252619980609_n

A la izquierda, el camino normal para llegar hasta el castillo. A la derecha, escalando se llega al castillo. Y sí, efectivamente, subimos “escalando”.  Después de haber atravesado campo a través, de haber subido el 70% del tiempo con la lengua a fuera, acabamos escalando en lugar de subir caminando como hace la gente “normal”. La cabeza parecía que iba a explotar. Toda la sangre se subió  hacia la cabeza  y más rojo no podía estar. Las piernas flaqueaban de una manera impensable y más de una vez tropecé sin llegar a caerme. Por suerte, no tropecé en ninguna zona “peligrosa”, de esas que ves que si te resbalas llegarás más rápido a la zona cero que subiendo y seguramente te vuelvas vegeta

photo.php      11216087_10153257947603480_717512156_n

La verdad es que costó muchísimo llegar. A la parienta le bajó la tensión del esfuerzo y se mareaba. Tuvimos que hacer un gran esfuerzo pero al final, llegamos!! Luego la bajada fue mucho más rápida (como es normal) y por el camino normal, el de la gente normal.

11011202_10153256791578480_6434654964190846464_n

Aquí una foto de algunos de los niños dispersados mientras tomábamos el primer respiro. Como podéis ver, no hay ningún camino a ningún lado, todo nuestro “camino” fue a través del bosque.

Realmente, era una excusa para salir todos juntos y luego irnos todo el grupo a comer a casa de unos amigos. Dónde allí ya no paramos de comer, beber y jugar al lobo, mi juego favorito. Allí nos dieron más de las ocho de la tarde partida tras partida. Fue un día para no olvidar en muchos sentidos!!

Saludos,

jotape_sign

2 comentarios:

  1. Hay que ver cuánto sabes, Jotapé. Tú y mi niño repelente haríais buenas migas, seguro; toda la noche intercambiando conocimientos en un hablar sin parar. Le daré tu número para que te eche una llamadita. ; ) Jajajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. A todos estos lugares tan interesantes, tendrían que tener una cinta transportadora por lo menos !! :-)) Un abrazo

    ResponderEliminar