Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

sábado, 24 de agosto de 2013

Pre-valoración final vacacional: “la pérdida”

 

Aunque es pronto para hacer la valoración del final del verano. Aunque ya he comenzado a trabajar aun sigo estando en el periodo vacacional por todo lo que comporta el día a día. Aunque, aunque, aunque.. no me puedo estar de comentar algo que “he perdido”.

A veces, tus intentos de conseguir algo en esta vida, y en concreto con algo especial, puede desembocar en una fraude total, en una decepción indeseada o en una frustración final.

Muchas son las veces que he intentado arreglar esta situación y muchas son las veces (casi diría que la gran mayoría) que no ha habido suerte y que el destino no ha querido que mi esfuerzo se haya convertido en un verdadero éxito.

Pero también os puedo decir, que no me siento, para nada, triste o apenado por la pérdida. En el recorrido de este caprichoso camino llamada “vida” hay cosas de las cuales no te querrías deshacer jamás y de otras que si las pierdes, más contento no te puedes poner. Lo importante, es no volver a recuperar algo que realmente no quieres contigo, algo que deseas que se vaya de tu lado porque te ha aportado más amargura, más mal rollo que otra cosa buena. Sin duda, aun me quedan más que perder pero, de momento, he perdido 5 en menos de cuatro semanas y sin esfuerzo alguno, casi.

Sí, son los kilos!! Jajaja

Me planteé marcar una dieta que pudiera seguir y que, además, me sirviera de equilibrio para esos excesos de más que solemos hacer en vacaciones. Que no fuera excesivo el esfuerzo que tuviera que poner en el intento pero que a la vez pudiera ser beneficiosa para mi dieta. Las salidas que acaban en un heladito para bajar esa odiosa calor bochornosa que tenemos los que vivimos delante del mediterráneo, es lo que tiene. Pero hemos intentado eliminar las comidas entre comidas, valga la redundancia, comidas tediosas, abundantes en grasa, bla, bla, bla.

Ayudó mucho a ver videos dónde veías qué contenían diferentes cosas que no son agradables para una dieta o cuerpo y que son verdaderamente nocivas para nuestro organismo. Véase ganchitos, pastelitos industriales, aperitivos en general, etc. Si supierais lo que llevan dentro, de seguro que se os quitan las ganas. A mí, se me quitaron de golpe y.. mucho mejor!! Pues no hay nada más alentador que tener unas vacaciones donde no haces el huevo, estás todo el día en piscina y playa y, además, adelgaces 5 kilos!! Así, con tan poco esfuerzo y mucha fruta añadida en mi dieta diaria, ya sea para merendar o para cenar.

Ahora he empezado ya a trabajar. La espalda ya va teniendo más fuerza y estamos preparando el terreno para ir a correr en bici, apuntarnos al gimnasio y empieza uno de los septiembres más activos desde hace mucho tiempo en mi vida.

Desde luego, todo es ponerse y motivarse y acostumbrarse a una dieta similar día a día para que no hayan efectos rebotes ni nada por el estilo. Eliminando todo lo que hace daño, es suficiente. Ahora, solo me falta meterle caña a otro asunto que estos días, me está absorbiendo más. Pero eso, es motivo de otra entrada más adelante.

Saludos!

jotape

5 comentarios:

  1. me alegro por ti ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. y yo me alegro por mí, jajaja... todos alegres alegrándonos de nuestra alegría con enorme alevosía.... hip, hip, hurra!! y vamos bajando... es una gozada cuando ves que te acercas peligrosamente al 100 y ahora ves que te estás acercando lentamente al 89, solo de ver un 8 de decena, me servirá como más aliciente para animarme a seguir...

    We can!! I can!! All of us can!!

    ResponderEliminar
  3. ...

    Yo también me alegro! :D

    Yo me alejo peligrosamente de los 100 :P Pero para arriba!!! En fin, como dije el otro día a alguien, algunas cosas no tienen solución, y algunas personas tampoco...

    Ya avisarás cuando llegues a los 80...¿es ese tu peso ideal?

    ...

    ResponderEliminar
  4. Mi peso ideal es el que me siente a gusto. Iremos bajando hasta que vea que llegue a un peso que esté relativamente contento, de salud, física y mentalmente.

    Perdona que discrepe, pero las cosas y las personas sí tienen solución. El problema surge cuando atacas contra la comodidad y la aceptación del estado de dejadez con tal de no hacer ningún esfuerzo. No tienen solución las mentes de las personas que no quieren evolucionar, pues en ello se va la comodidad de una vida fácil y el comienzo de una dura batalla. ¿Para qué luchar? ¿Para qué hacer un esfuerzo? Si así estoy bien... aunque ni siquiera se lo crean ellos mismos.
    La muerte no tiene solución, todo lo que esté vivo, sí tiene solución y se puede luchar por ello. El problema es que mucha gente no lucha por nada porque antepone la comodidad a la lucha y deja que todo se les escape de sus manos.
    Debemos luchar por nosotros mismos y no caer en el pozo de la aceptación y ser más sinceros con nosotros mismos. Al fin y al cabo, somos los primeros perjudicados. Las palabras son muy bonitas, pero lo que más importa, es la acción que puedas ejercitar para alcanzar un objetivo: tu propio objetivo en la vida.

    ResponderEliminar
  5. jajaja que se vayan por donde vinieron!

    ResponderEliminar