Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 16 de noviembre de 2014

Camino a mi interior

 

Uf, cuántos días sin escribir nada. No es que no tenga nada que decir, pero acabo cansado al final del día y, a veces, mis pensamientos están atascados en los mismos puntos de cada día. Dice un dicho que “renovarse o morir”, pero a veces, el proceso de renovación es largo y tedioso. interior

Ahora estoy entrando en la etapa más baja, moralmente hablando, de todo el año. Antiguamente, hará cuestión de tres años atrás, los preparativos del mes de diciembre y enero eran llevados con ansia y emoción. Ahora se han convertido en una mierda que convierten aquella ilusión en desilusión. Pero ante los ojos de mis pequeñuelos, mi actitud es alegre y buena, en general.

 

Pero cambiando de tema, viernes le hice el típico juego (el cual me encanta) a la pequeña. Quería unos llaveros de unos muñecos con ojos saltones y por más que los buscamos por toda la ciudad y cercanías, no hubo manera. Al final, en una librería del lugar donde yo trabajo, me los encontraron y me los trajeron. Los compré y le hice un juego a la niña. El juego consistía en pequeñas adivinanzas en post-its que tenía que ir descubriendo y buscando dónde estaba el siguiente mensaje. Me encanta con la alegría con la que juegan y cómo se les ilumina la cara. Ser padre es duro, bastante duro pero hay cosas que sí podemos hacer y hacerlas muy bien, con un buen resultado. En el fondo, eso contribuye en su educación, su crecimiento y el ambiente que les rodea.

Soy una persona persuasiva e intento no cerrarme a la primera de cambio. Hay personas que cuando les digo algo sobre algún tema que ellas deberían hacer, se piensan que tengo la boca grande y facilona. Pero es cierto que soy cabezón, no que tengo la boca grande. Pues si no encuentro algo no me paro en la primera tienda, ni en la segunda ni en las siguientes. Repaso todas las que me conozco y busco las que no conozco y sigo buscando. Gracias a mi persuasión, conseguí lo que la niña quería. No siempre es así. A veces, no hay solución alguna, pero os puedo prometer que lo he intentado con todas mis fuerzas. Nunca me dirán que no lo he intentado. No.

No dejéis de luchar a la primera de cambio. Luchar y seguir y seguir hasta que ya no haya sitio o lugar dónde buscar. Entonces ya podéis parar la búsqueda. Pero gastar todos los cartuchos de la recámara.

Viernes, también, en el trabajo hubo un momento muy emotivo. Despedíamos a la mujer que durante muchos años ha estado limpiando el edificio. No era un despido de su trabajo, si no que era un cambio de edificio. Dejaba dónde nosotros estábamos hacia otro de la misma población. No ha sido un movimiento fácil y ha caído como jarro de agua fría. Pero la vida es así. Hay gente que tiene el poder de mover, con o sin criterio, y los demás sólo nos queda acatar sus normas. Acatar sus normas y esperar a que llegue el día en el cual el mundo se gire en su contra y le haga pagar todo lo que ha hecho a todo el mundo. Pero eso, es otra historia. La cuestión, es que muchos de nosotros le hicimos un pequeño detalle y nos reunimos con ella. Fue bonito ver cuánta gente te tiene aprecio. Desde el primer día que entré allí, siempre me he llevado bien con ella y, al parecer, no era el único. Es un momento muy emotivo porque ves el fruto de tu carácter, tu paciencia, tu hacer de las cosas y el resultado ahí lo tienes, todos juntos, a tu alrededor dándote besos, abrazos, palabras de ánimo y un regalito para que no se vaya con las manos vacías y con un recuerdo de lo que ella ha sembrado en cada uno de nosotros.

Si te vas de un sitio y nadie hace nada por ti, no te pienses que la gente es sosa o es fría, piensa en lo que, posiblemente, tú hayas sembrado en ellos. Analiza cómo actúas, qué haces y entonces, despotrica por esa boca. Seguramente, haya gente que le importa tanto una mierda lo que ha sembrado, como que le hagan una despedida emotiva. Total, le importa una mierda todo, qué más da una despedida emotiva, no? Yo seguiré mi camino como lo estoy llevando. Eso sí, aplicando el criterio de la reciprocidad. Lo siento, mi alma caritativa se esfumó hace tiempo y de dónde no sale, no doy. No hay marcha atrás en ese sentido. Ya no doy a las personas egoístas y aprovechadas. Ya me cansé.

Mañana el niño de la casa se va tres días de colonias con el instituto!! Olee!! Pero espero tener mañana ganas de una entrada y empezar una serie de entradas numeradas y monotemáticas. Cuando la haga, sabréis de lo que estoy hablando!!

Ah, se acerca mi cumple y, como siempre me crean varias dudas. Cuando cumplí los 40, no monté una gran fiesta porque no podía y, dos días después de mi cumple, me tuve que largar corriendo al pueblo por cuatro días por un problema familiar. Después, por motivos personales-familiares, demasiados problemas como para ponerte a montar una fiesta por todo lo alto. Conclusión: no hubo fiesta de números redondos. Ni tampoco en el trabajo porque así lo pedí. No eran momentos para fiestas ni tampoco tengo ganas. Aun así, mis grandes compis, me hicieron una encerrona y me hicieron un regalo. Da igual lo que fuera, solo por el hecho de lo que comporta un esfuerzo y las ganas, ya tuve suficiente. No me puedo quejar de la gente que me rodea!! Volviendo al tema, pues este año, me entran ganas de celebrarlo, ya que corre por aquí, de momento, mi hermano pero se presenta un problema en el día ya que hace un año justo de lo que pasó y, claro, no creo que sea el momento. Tampoco lo puedo celebrar el día siguiente porque ya tengo comprometida una comida (el domingo)… en fin, parece mentira, pero aunque me haga el víctima, cómo se puede ver, se hace complicado… Me pensaré en el sábado siguiente, aunque haya pasado más de una semana, da igual. Aunque el viernes tengo una cena de esas que durará hasta las tres o las cuatro, pero intentaré levantarme el sábado con ganas de comida familiar!! Eso sí, mi familia, claro está!!

En fin… que al final, valga la redundancia, me he enrollado como una persiana. Si es que… debería escribir más diario y así no se me harían las entradas tan grandes!!

Saludos y espero vuestros comentarios sobre uno o todos de los temas que he expuesto.

logo jotape gif

5 comentarios:

  1. ...
    Pues si tío, a ver si haces las entradas un poco más digeribles :D

    Para mi el año pasado, diciembre...cumple, navidades...como si no hubieran sido. Creo que fueron las peores de toda mi vida. Veremos estas como se presentan, porque a mi es algo que si me gusta, me hace ilu :-) Lo de cumplir años no, jajá...

    Entonces ¿te regalo el Audi para tu cumple o no? Necesito saberlo ya para cerrar la operación con concesionario...

    ResponderEliminar
  2. para mi cada año que pasa es mas de lo malo que de lo bueno.....asi, en general
    navidades nunca las he celebrado...bueno, en casa de mis padres cuando era pqueña y eso si, pero en mi vida de adulta pues no, mas que nada porque estoy en contra del consumismo y me niego, me niego, me niego....ademas no soy catolica asi que seria como celebrar la navidad de los judios , (que no se si eso existe, ni me importa porque me confieso antisemita, sinceramente.)
    total que encima la navidades coinciden con mi cumple, otra cosa que no me gusta, que no celebro....asi que desde finales de noviembre hasta finales de enero....como que, para mi, el mundo se detiene.
    por lo menos eso es lo que pasa en mi mundo enfermo.

    saluditos JP.

    ResponderEliminar
  3. ...
    Hombre, el mundo es el que hay (y está enfermo, eso si...el mundo en general, no el tuyo), pero sino te gustan las navidades y todo eso que dices, pues no es nada raro. ¿Porque han de gustar a todos? A mi si...Pero no hay que hacer con las navidades como con el futbol en el deporte...no se si me explico...que hay más deportes!! jeje.....y si no gusta, pues no gusta, jeje. Yo soy de los que piensa que no hay día de enamorados por ejemplo, o día de romería, etc.....que tienen que ser cualquiera o todos los días de año...Pero tampoco estoy en contra de señalar fechas, me parece bien. Aquí donde vivo, está la feria del vino, y bueno...¡eso es sagrado aquí!!! A mi el vino, puaj!!! y paso de la feria :P Claro, eso me hace ser el bicho raro, jajá...Seres cuadriculados, aissnnn....en fin, que cada cual vive las cosas a su manera. Y no te deseo entonces felices navidades Bea, pero si te deseo que estés bien y seas lo más feliz posible :-) ...Y si el mundo se detiene, pues aprovecha y pintalo :D

    ResponderEliminar
  4. El Audi, aunque no sea mi marca preferida, me lo puedes regalar... ya le sacaré provecho! A caballo regalado...
    Bea, cada uno puede ver las fechas a su manera. Para ti puede ser consumismo, pero para mí tiene otro matiz diferente. Reunirse todos y estar juntos en esas fechas es más que suficiente. Hasta la fecha es lo que he querido transmitir a mis hijos. Ahora me veo un poco cansado por unas circunstancias desagradables que me han frenado bastante. Ahora se han vuelto unas navidades "estratégicas-planeadas-selectivas". Ya no deseo "molestarme" por quienes no se molestan en absoluto y cuando te juntas con según quién, siempre son problemas. Mi familia ha quedado reducida (sin contar mi propia casa) a mi madre, hermano y sobrino. Es lo único que me queda. Y con ilusión que lo preparo con ellos. No celebramos "por todo lo alto", pero queremos estar juntos en esos días (igual que el resto del año lo estamos, pero...) y no hay "problemas" ni "malos rollos".
    Os voy a ser sinceros, pero en esto no me voy a esconder, pero bajo sus defectos tienen sus virtudes de esas ganas de estar con nosotros y tenernos en cuenta para muchas cosas. Esa fuerza y ese cariño y afecto no lo vemos en ninguna parte más. Puedo que alguien lo lea y le duela, pero es lo que tenemos y sentimos. También puede que por otra parte lo tengamos, pero hay otra que ni se molesta ni se preocupa y, hasta el niño, se ha dado cuenta. Ellos (los niños) van viendo cosas, más de lo que la gente se piensa.
    En conclusión, las navidades es estar "con tu gente". Tan sencillo y humilde como eso. Nada más ambicioso que la simple compañía.
    Por lo que puedo ir viendo, esas familias que se rompen, fallan por la parte de la matriarca o patriarca o en conjunto. Quien diga lo contrario es que no es objetivo, porque se falla por ahí. En el momento en que el mayor ascendiente familiar se decanta por favoritismos o mima a quién no debe, entonces se rompe como un dominó, la familia. NO hay igualdad y se paga un precio por caer en esa manera de hacer o pensar. En los casos que tengo "por la mano" es así. Siempre, los hijos cuando ven alguna "injusticia" o "preferencia" por parte de sus padres, comienzan el camino de la distancia, a montar las fiestas por su cuenta, separación, etc. Mi abuela estuvo ahí, uniendo a la familia hasta que se fue. A partir de su marcha, oía mucho por bocas de mis familiares "muerto el perro, muerta la rabia". Entonces no entendía qué querían decir. Ahora lo entiendo.
    Los valores que estoy inculcando a estos dos primogénitos míos son los que se deberían tratar a todas las familias. Siempre les digo que son hermanos y que tienen que estar el uno por el otro. Es lo que les quedará en el futuro. Y lo ven con mi actitud con mi hermano. Tanto, que ellos lo adoran como yo lo... bueno, tampoco lo adoro tanto, que es un cansino!! jejejeje. Pues ves que están aprendiendo lo que les estás dando y lo están aplicando. Pero lo aplican, a quién le da y lo hacen con naturalidad, porque les sale del alma, como niños inocentes que son.

    Para mí, una cumpleaños, una fiesta, unas navidades es planear qué hacer de comer, a qué nuevo juego jugar después de la comida, como prepararlo todo, etc. Con ganas, con ilusión.

    Algún día haré una entrada con todo lo que ha significado hasta ahora “unas navidades” y lo que significa ahora mismo, actualmente.

    Por cierto Miguelín, me ha encantado tu aportación final: me gusta pero no me gusta, lo acepto pero no lo acepto, estoy pero no estoy… a ver!! Nos decidimos por algo o no??? jajajaja

    Saludos a los dos!!

    ResponderEliminar
  5. ...
    Ummm, no se tío...no te sigo, ¿a que te refieres? No creo haber dicho nada de eso :P

    ResponderEliminar