Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 23 de junio de 2013

Con paciencia, todo llega…

 

Le estoy cogiendo un gusto a esto del blog, que no veas… ya tengo hasta mono y, además, por video también. Estoy enfermo, lo sé. Ya he pedido hora con mi psicólogo.

No sé si fue en este blog o en el TB o alguno que otro por ahí perdido en la blogosfera, pero comenté algo de cierta compañera (Maique la llama la Sra. X).  Esta compañera de trabajo sabe muy bien como ir cogiendo a la gente nueva que va llegando al trabajo, trabajársela a base de hacerse la víctima y tú te la crees. Como soy tonto a primera instancia, caí, pero me doy cuenta bastante después y le vi el plumero. Cuando cambió al departamento donde yo estoy, no pensé ni mucho menos que, al igual que en los otros en los que ha estado, se la querían quitar de encima. Luego, demasiado tarde, lo descubrí.  Gracias a sus palabritas cariñosas consiguió de mí, hacerse un hueco en el departamento bastante cómodo. Lo curioso  es que estaba tan cómoda, que yo iba de culo. Entonces empezaron los problemas. Soy bastante tonto, pero cuando tengo que decir las cosas claras tengo un defecto: soy muy borde. Al final, después de ver tanta poca vergüenza por su parte, un día exploté y le di candela. No me arrepiento de nada. Puede que perdiera alguna que otra forma de lo cual sí que me disculpé, pero no en el contenido. Hay personas que desvían el tema principal hacia otro de superficial para camuflar la pura realidad, aunque la realidad no la quiera saber, está ahí igualmente. Después de tantas cosas que le dije, me jodió que fuera tan mentirosa y que me dijera en la cara que no era la típica persona que va con las manos en los bolsillos, se escaquea, en la que no puedes responsabilizar de nada y que, al final, solo sirve para un bulto molesto del cual cuesta deshacerte. Ella dice que no es así. Todo el mundo dice que es así. Todos dicen lo que ella dice que no es. Curioso… (cuando me enfrenté a ella, entonces vino mucha a gente a decirme que cómo no me había dado cuenta. La única diferencia, es que nadie se lo había dicho a la cara. Yo, sí).

Pero todo llega. Y ayer, en una asamblea completa, con muchos trabajadores, salió su nombre como cambio en el departamento. En este caso y después de haber dicho todo lo que he dicho, no  me pareció bien por los  grandes jefes, que lo dijeran delante de todo el mundo cuando ella aun no se lo habían dicho personalmente. Se enteró en el mismo momento que nos enterábamos todos. Eso, está feo, muy feo. Por mucho que no la queramos con nosotros, eso no se hace. Luego me vino a preguntar si yo lo sabía. Le respondí que no y, en cierta manera era cierto y… no. No mentí, pero tampoco fui sincero. La respuesta a que si lo sabía, o sea no, era sincera, nadie me lo había dicho. Pero por comentarios, y algunos detalles que he ido viendo estos días, lo deducí. No lo sabía, pero lo sospechaba. Un día mi jefa empezó a soltar tema de cambios diciendo que no saliera la información que me iba a decir fuera del despacho pero le corté, le dije que no quería saberlos, que cuando surgieran, ya me enteraría. No quería ser partícipe de información que luego iba a ser una bomba en el trabajo y bastante información se a veces que incluso me siento mal por poder confiar en algunos de mis compañeros, pero no puedo. A veces, por mi trabajo, hay mucha información confidencial que no puede salir de mi despacho y, cuando me reprochan  que lo sabía, me da igual, primero es mi profesionalidad en el trabajo y luego… lo demás, no sé cómo llamarlo. Pero vamos, no quería saber más cosas, estaba saturado de tanta discreción en estos días.

Después de ver como en dos años y medio dónde una persona no rinde, se pasea, se desconfía de su trabajo, las cagadas surgen por todos lados y demás errores, que te pregunte si me ha llegado información de alguna queja de nuestra jefa referida a ella, me sorprende. Después de lo que llegué a decirle hace casi un año atrás. Después de demostrarme que todo lo que le dije que ella me desmentía y que la he pillado día tras día haciendo aquello que ella decía a los cuatro vientos que ella no hacía y que su trabajo se ha basado en errores y errores uno detrás de otro… Solo me cabía callar  y esperar que fuera nuestra jefa la que le dijera porqué la dejábamos marchar de esa manera. Me sorprende que la gente tenga tanto morro de aprovecharse de todo el mundo y cuando la echan, ponga cara de asombro. En otro tiempo atrás, perdería el tiempo intentando hacer entender lo importante que es llegar al trabajo, hacerlo lo mejor posible, dedicarle todo tu esfuerzo a solucionar problemas y no a provocarlos. Pero ya pasé una etapa de mi vida en la que sólo dedicaré mi esfuerzo a aquellas personas que realmente vean la realidad. Desde luego, en el futuro cuando me vengan con cara de pena y con aire victimista de lo que han tenido que vivir y soportar en esta vida, me reiré en su cara. Todos somos suficientemente adultos para saber lo que hay en esta vida. Hoy, el presente, es para sembrar de lo que recogerás en el futuro. Todo lo que no hagas ahora justificando tus no acciones porqué el presente es así, se te volverá en contra en tu futuro. Y si lo tienes, porque ahora es el momento y es posible que ni tengas futuro si no te preparas en el presente. Sé que es duro y cruel por mi parte decirlo de esta manera, tan cruel. Pero eso sólo servirá a abrir los ojos para que te des cuenta de que tengo razón, de que reacciones.

Lo que más me gusta es la sinceridad de la gente. Wow!! Flipo en colorines. Cogí por banda a la prima de la Sra. X, delegada de personal y le dije que tenía que haber dicho algo en la asamblea, que no se hubiera quedado callada y le pregunté si ella lo sabía. Me dijo que NO. Que el día anterior les habían dicho que habían un total de 6 cambios pero no habían dicho nombres. VAle. Eso fue a las 8.50 de la mañana. A las 9.05 me voy a desayunar con las habituales y una de ellas es compañera delegada de la prima en cuestión y le hago el comentario sobre la conversación con la prima-delegada, eso de que ella no sabía nada. La respuesta literal fue la siguiente: “y una mierda que no sabía nada. Ayer nos cogieron y nos dijeron los cambios y con nombres y apellidos. No sé porqué te ha dicho que no sabía nada porque sí que lo sabía”. De P.M.!! Sinceridad a tope. Esto demuestra, como no, mi teoría de que todo el mundo solo mira salvarse su propio culo y, si has cometido un error, desviar la mirada del error hacia otro sitio o, simplemente, mentir.

En definitiva, esto pasó ayer y este fin de semana tiene tres días (lunes es San Juán). Martes será un día curioso. Más que nada porque mi jefa no estaba viernes y martes se encontrará con el pastel. Estoy por llamarla y explicarle para que venga el martes preparada pues la susodicha ya está ansiando hablar con la jefa el martes. Espero que no haga cambiar todos estos cambios, si no… quien se va del departamento, soy yo!

Si quieres ir al trabajo y estar, es tu opción. Si quieres ir a tu trabajo y trabajar, entonces estarás conmigo. Para pasar el rato, están los amigos y la familia. Aun recuerdo aquel comentario tan gilipollas en el trabajo cuando un día me dijo: “muy bien, muy bien, tener amigos para esto” a lo que yo le contesté “cuando vea a uno, me acordaré” a lo que le sentó muy mal. Hay personas que quieren tener “amigos” en el trabajo para aprovecharse. A mí, se me acabó la amistad en el trabajo. Buen rollo y todo lo que quieras, pero los amigos, fuera de él. A ser posible… o hacerte amigos de gente que realmente curran y se responsabilicen con quienes voy a desayunar, con los que me siento a gusto. Por suerte, aun hay gente así. Fui bastante hábil para salirme del grupo de las "mal vistas” del trabajo tan rápido me di cuenta. Ahora me critican porque estoy en el otro bando. Pero, es en el que quiero estar!

Ole!! Entrada para el recuerdo!! jejeje… Mañana más!!

 

 

2 comentarios:

  1. Te has desahogao ehhhh¡¡¡ jejeje yo ahora como sabes soy autonomo y trabajo para mí, pero cuando estaba en Empresa, no era mucho de chismorreos entre compañeros, nunca me han gustado, es más, cuando mi mujer me contaba alguno de su curro que si que los había, asentia con la cabeza, pero sinceramente no la excuchaba, a ella la venia guay por que se desahoga también y esa era mi parte de colaboración en todo su problema.

    Me ha gustado mucho tu actitud de profesionalidad, está claro que aunque sepas cosas que afectan a alguien si eso implica a más compañeros o la simple funcionalidad del día a día laboral. Yo siempre intento aplicarme eso de "Somos dueño de nuestro silencio y exclavos de nuestras palabras".

    jejeje que no se si te has enterado de algo de lo que he puesto, pero bueno era por comentar y para que vieras que me he leido el post entero sin solo asentir con la cabeza :-)

    ResponderEliminar
  2. ...

    Yo lo he leído en diagonal....y sólo se me ha quedado que jotapé es muy borde jijijiji

    ...

    ResponderEliminar